martes, 15 de enero de 2019

EL POSIBLE 11 DE GUSTAVO DIÁZ.


Everton de cara a este 2019 cuenta con la incorporación de 8 refuerzos; Cristián Campestrini (ARG), Benjamín Berríos, Gonzalo Freitas (URU), Sergio Vergara, Fernando Arizmendi (URU), Bastian San Juan, Isaac Díaz y el ya nacionalizado chileno; Maximiliano Cerato.
Teniendo en cuenta la base que quedó y las nuevas caras, el Dt uruguayo tendrá la difícil tarea de componer y conformar un 11 para lograr transmitir y plasmar su idea de juego.
Las mayores incógnitas se generan en el sector defensivo, específicamente el quién será el dueño de la banda izquierda como también quien será el acompañante de Cristian Suárez en la zona central. La otra gran incógnita se genera en el sector medio de la cancha ¿quiénes serán los que la compondrán? ¿Serán solo volantes de corte? ¿O se jugará con dos volantes de corte y un volante de creación?
En base a estas incógnitas y también teniendo en cuenta el reglamento sub-20 generaremos los posibles 11 del estratega; Gustavo Diaz.
                                                                       

Éste sería el 11 tentativo que presentaría Gustavo Díaz contando con todas sus piezas y plantel completo. 
Campestrini por su experiencia y su condición de refuerzo sería el titularisimo y uno de los fijos en cualquier esquema. 
Alex Ibacache sería el dueño de la banda izquierda, aportando su juventud y entrega, además de cumplir con la normativa sub-20.
La dupla de centrales se conformaría con Suárez y San Juan. Cristian entregaría la experiencia necesaria y la seguridad de contar con su regular y buen desempeño en las pasadas campañas. Bastian San Juan entregaría juventud, fuerza y buen juego aéreo, algo característico y del gusto del Dt uruguayo.
El lateral derecho sería Camilo Rodríguez que en base a su experiencia y regularidad ha entregado aquella confianza que no se encontraba hace largo rato por esa banda.
El medio campo se compondría con dos volantes de corte neto más un volante de creación. Freitas y Orellana podrían entregarle al equipo la fuerza y ese carácter que se debe mostrar en la parte media de la cancha, un equilibrio por donde se mire. Orellana el quite y buen toque, mientras que Freitas sería el que haría el trabajo mas fuerte, juego aéreo y pierna fuerte sus principales características. El volante ofensivo sería el jugador Uruguayo Fernando Arizmendi, con su velocidad y visión podría ser la gran sorpresa de este torneo.
Donde menos hay dudas en es la parte ofensiva; Cuevas, Cerato y Díaz. La velocidad de los extremos se podría aprovechar de excelente manera, el encarar, generar diagonales, buenas transiciones y buscar el centro sería una de las grandes armas de este Everton 2019. Diaz en tanto será en encargado de aportar con la fuerza y tendrá la misión de ser el hombre gol, aprovechando al máximo las características de los veloces extremos.


Se podrían generar unas pequeñas modificaciones respecto al 11 anterior, esto debido a que en un partido jugado ante Santiago Morning a puertas cerradas, el que tomó la banda izquierda fue el canterano albo; Benjamín Berríos. 
Este cambio obligaría a buscar el hombre que cumpla con el reglamento sub-20. Sin dudas Benjamín Rivera en base a su regularidad y buena campaña en la segunda rueda sería el elegido y el acompañante de Gonzalo Freitas. En tanto el último cambio se podría ver en la zaga, el experimentado Marcos Velázquez sería quien acompañe a Suárez, reeditando la dupla que jugó gran parte del torneo pasado.
Las demás variantes y posibles jugadores considerados y esperando una oportunidad serán; Carlos Moreno, Matías Leiva, Pedro Sánchez, Álvaro Madrid, Sergio Vergara, Álvaro Ramos, Sebastián Pereira, Lucas Domínguez, Alexander Concha, Matías Contreras, Alejandro Henríquez, Marcos González.
“La Copa Fox” será una gran prueba para ver los nuevos refuerzos como también así ver lo que quiere plasmar el Dt charrúa; Gustavo Díaz.

lunes, 14 de enero de 2019

CARLOS ESPINOZA, EL PRIMER PORTERO CAMPEÓN DE EVERTON

"El primer campeonato de Everton, contado por su protagonista"



Nos recibió con un saludo y un abrazo, junto a sus hijos en su residencia ubicada en Puerto Montt.

Don Carlitos, comenzó a relatar su historia, la historia de EVERTON, nuestra historia, de la que él fue partícipe y que nos llena de orgullo.

Llegó a Everton a los 17 años, directo del regimiento, por lo que lo bautizaron “el pelao”. Venía recomendado por un capitán del ejército, quien pololeaba con la hija de un dirigente de aquella época.

Nos relató sobre el increíble recibimiento que tuvo del plantel, hubo abrazos de bienvenida e invitaciones. Pronto comprendió que más que llegar a la institución, llegaba a un equipo de amigos, como siempre ha sido Everton.

Siguiendo con su relato, nos comentó que en aquella época existía el campeonato de reservas, en la cual participó siendo campeón con la institución en los año 1948 y 1949.

Además recordaba perfectamente a sus compañeros de aquel equipo, con quienes vivió bonitos momentos. De Barraza y Cid comentó lo excelentes personas que eran. Torres inquieto y asiduo a las de bromas. Pelusa Arenas rey de la fiesta y en cada triunfo buscaba un lugar para la celebración. Ponce un armador con precisión. Tano Biondi pilar del equipo, siempre amable. Uruguayo Bettega nunca triste, siempre dando ánimos, un ejemplo de optimismo y motivación. Lourido, “el che”, experiencia y voz.

Y al consultarle por Rene Meléndez y por él mismo, nos miró y dijo; “René es mas jugador de lo que la historia dice. Era tan bueno, buena técnica, hábil y rápido, que en el fútbol actual lo asemejo a Ibrahimovic”. Don Carlos, de su pasó como arquero recordó: "me gustaba el mano a mano. Era ágil y seguro, aunque en ese tiempo jugábamos sin guantes, con pelotas de cuero duro, pero siempre fui valiente bajo el arco. Queríamos hacer algo grande con el equipo”.

En el intertanto su hijo Miguel, quien amablemente compartió también con nosotros, nos trajo un libro de recortes y recuerdos de aquella época y una polera amarilla de EVERTON, que al verla don Carlos nos dice orgulloso: “esa me la regaló Dalsasso el 2016” y recordó que fue muy caballero, que le firmó su polera con la leyenda “para un grande” y comentando que a Gustavo lo retiraron antes, "tenía que haber seguido".

Siguiendo nuestra conversación y recordando la copa del 50, nos mira y se emociona. Pasan unos segundos de silencio y rememora: “El 50 fuimos campeones, el primer campeón de provincias. Fue muy bonito todo. La gente nos acompañaba siempre y jugábamos a estadio lleno”.

Los años no han borrado de su memoria los detalles y emociona oírlo - ¿Cómo fue el gol de Rene?. Miró hacia afuera y narró: “la tomó Lourido, se la dio a René, hizo un amague a Isaac Fernández, eludió al arquero e hizo el gol tocando la malla. Es que Meléndez tenía tanto talento que siempre hacia lo mismo, se los pasaba a todos, entraba al arco y tocaba la red.”

“Nuestra vuelta a Viña fue muy larga, nos demoramos 7 horas en llegar. Paraba a cada rato el tren porque la gente quería saludarnos. Fuimos todos felices ese día”.


CONTRATACIONES EXTRANJERAS DE "TRAYECTORIA"

Gonzalo Freitas y José Fernando Arismendi son las incorporaciones extranjeras que llegaron a Everton luego de Cristian Campestrini. A continuación te mostramos la carrera de ambos jugadores uruguayos.



Con ocho incorporaciones, Everton ya trabaja en el Complejo Deportivo Everton bajo las órdenes de Gustavo Diaz y todo su staff técnico. Los nacionales Maximiliano Cerato, Bastián San Juan, Benjamín Berríos, Isaac Díaz y Sergio Vergara se suman al argentino Cristian Campestrini y a los uruguayos Gonzalo Freitas y José Fernando Arismendi. Conoce la trayectoria de los "charrúas" en el siguiente análisis.

Gonzalo Freitas 

Posición: Volante Central
Edad: 27 años
Debut: Bella Vista (Uruguay)

Durante la temporada 2011-2012 realizó su debut como jugador profesional en el Bella Vista de la Primera División del fútbol uruguayo. Con aquella camiseta, el hermano de Nicolás disputó 37 partidos, con 24 de ellos como titular. Sus 2.231 minutos jugados, y sus dos goles, no lograron convencer a su club, quien decidió enviarlo al Liverpool de la segunda división. Además, sumó 16 cartulinas amarillas y tres expulsiones.

Es en el Liverpool donde logra una excelente regularidad. Entre las temporadas 2013-2014 y 2017, el volante jugó 98 encuentros, jugando como titular en 90 de estos. ocho goles, 33 amarillas y seis expulsiones fueron sus números en los 7.931minutos que vio acción. Nuevamente, sus constantes infracciones provocaban el cuestionamiento de los hinchas.

Su primera experiencia internacional llegó en la temporada 2017-2018, donde arriba a Atlético Tucumán (ARG) en calidad de préstamo. En un año, disputó 16 partidos con 13 como titular. Con 1.141 minutos en cancha, consignó un gol y cinco tarjetas amarillas.

Finalmente, en el año 2018, el histórico Peñarol solicita sus servicios. Sin embargo, solo disputó ocho encuentros, siendo titular cuatro veces. 330 minutos y una cartulina amarilla fueron sus números con la camiseta aurinegra. 

En su palmarés, registra:
- Subcampeón de la Copa Argentina con Atlético Tucumán en 2017
- Campeón de la segunda división con Liverpool de Uruguay
- Campeón de la primera división con Peñarol en 2018

¡BIENVENIDO A EVERTON, GONZALO FREITAS!

Con ganas de superar el nivel mostrado por su hermano Nicolás; Gonzalo Freitas está llamado a ser el destructor de juego ofensivo de los rivales esta temporada y también a compartir sus experiencias a los jóvenes volantes Evertonianos


José Fernando Arismendi 

Posición: Volante creativo
Edad: 27 años
Debut: Defensor Sporting (URU)

Su debut fue en la temporada 2011-2012 con la camiseta de Defensor Sporting de la primera división uruguaya, casaca que defendió hasta el año 2012-2013. Lamentablemente, solo pudo jugar un partido, el cual fue como titular durante 59 minutos.

Luego, en la temporada 2013-2014, el Rocha de la segunda división charrúa lo pide como refuerzo. En los 27 partidos que jugó, fue titular en todos.
Sumó 2.388 minutos y cinco amarillas, pero sus nueve goles despertaron el interés de, nuevamente, la primera división.

El Sud América es su siguiente club, donde estuvo en las temporadas 2014-2015 y 2015-2016. 35 partidos, con 27 como titulares, se reflejan en sus 2.438 minutos. Además, sumó 10 goles y cuatro amarillas. 

Tras su paso por Uruguay, su destino fue México. En el club azteca, defendió la camiseta del Cafetaleros en el año 2015-2016. De los siete partidos que jugó, fue titular solamente en dos. No sumó más estadísticas en los 185 minutos disputados.

Posterior a su primer fracaso, el Celaya del mismo país lo ficha para la temporada 2016-2017. Sin embargo, solo vio acción en 10 partidos, con uno como titular. No anotó en los 10 minutos que jugó.

El fútbol uruguayo nuevamente era su objetivo y Cerro lo anuncia como refuerzo. Pese a sumar 13 partidos jugados, con ocho como titular, no logró anotar y solo registra una amarilla. Sus números no convencían.

Finalmente, el Delfín del futbol ecuatoriano decide darle una nueva oportunidad y lo contrata para la temporada 2018. Ahí, logra sumar 34 partidos con 30 como titular. En los 2.157 minutos que sumó, se registró con siete goles y dos amarillas. 

En su palmarés, suma solamente dos subcampeonatos:
- Subcampeón con Defensor Sporting de la primera división uruguaya 2011-2012
- Subcampeón con Defensor Sporting de la Copa Libertadores Sub-20 en la temporada 2012

¡BIENVENIDO A EVERTON, JOSÉ FERNANDO ARISMENDI!

José Fernando Arismendi viene de jugar Copa Libertadores con el equipo ecuatoriano de Delfín, donde incluso  le anotó a Colo Colo en la victoria en calidad de visita. 

jueves, 10 de enero de 2019

NOS QUEDAMOS SIN EVERTON DE VIÑA DEL MAR:
OFICIALMENTE SE CONSUMA EL NEGOCIO (LA TRAICION) DE ANTONIO BLOISE.

“Everton es adquirido en un 100% por el Grupo Pachuca y deja sin voz ni voto de manera definitiva al hincha y simpatizante Evertoniano”.
 
Vendido en su totalidad, Everton esta mañana de 9 de enero de 2019 es 100% perteneciente a capitales extranjeros.


Cuando se anunciaba la creación de la sociedad anónima de Everton a finales del año 2006; se elevaba la figura de Antonio Bloise como el presidente de la empresa que comandaría la nueva administración del cuadro Viñamarino después de más de noventa años de una corporación que como tal; dejó a Everton como el primer campeón de provincias y sumando en total tres títulos de liga. Si bien deportivamente Everton en los años noventa se convirtió en un cuadro que pasaría sus peores temporadas en la primera B; administrativamente la corporación siempre se llenó de gente que sólo antepondría su interés personal por sobre los de la institución, opacando a quienes si realmente vivían Everton y dejaban hasta sus bienes personales en pro del “Oro y Cielo”.

Cuando se lanzó la nueva administración; la promesa fue de hacer a un Everton poderoso deportivamente, ordenado en lo administrativo y con sustentabilidad económica en el futuro. Se llamó a la tranquilidad y la calma a la parcialidad “Ruletera” y se generaría la primera “Gran Mentira” de la naciente sociedad anónima: “Queremos acercar al hincha y hacerlo partícipe del club, evaluando una venta de acciones para los socios de la corporación, nuevos abonados y simpatizantes Evertonianos”.

La otra mentira que existe hasta el día de hoy es todo lo que pasó con la deuda histórica de la fallida administración del Club Deportivo y Social al momento de asumir la sociedad anónima, donde se incluye el fraude del remate de la histórica sede de Viana 161 después de años de litigios y un remate maquillado a “precio huevo” para una inmobiliaria con nexos dentro del directorio de la “Empresa con fines de lucro”.

Como corporación propiamente tal; Everton aún existía, pero dentro de la sociedad anónima cerrada, solo sería dueña del 0,91% del total de acciones emitidas dentro del compadrazgo y círculo cerrado ligado a Bloise y compañía.

Fueron años auspiciosos deportivamente en sus inicios; estuvimos en la cima logrando un nuevo título y buenas campañas que animaban al hincha. Duró poco esa alegría porque aparecieron nuevamente los constantes descensos y campañas de “Equipo Chico”; lo mismo que quería evitar Everton SADP.

Bloise renunció a la presidencia de Everton después de lograr el ascenso en la temporada 2012, acotando un desgaste personal y económico; pero como fanático y apasionado por el club, debía dejar al “Ever for Ever” de sus amores en primera división, de donde nunca debió haber salido.

Esa renuncia fue “con elástico” y sería el inicio del verdadero plan del “Salvador” de Everton; un plan que se revelaría en mayo del 2016 con la venta del 80% de las acciones del club al Grupo Pachuca, quien vendría a instalarse a Chile después de un estudio de más de dos años del mercado futbolero chileno y en particular de nuestro Everton de Viña del Mar.

Pachuca compró el producto que les vendía Antonio Bloise, Martinez tenía el recurso y aprovechó la ocasión.


Podemos estar a gusto o no con quien; hasta el día de ayer, era el controlador máximo de Everton, pensando que existía un 20% de acciones que podrían ser de adquisición popular y así tener derecho a voz y voto dentro del directorio. Por supuesto que dentro de esa minoría de divisas estaba también aquel pequeño 0,91% que aún pertenecía a la última resistencia y real posibilidad de un Everton para la gente. Aquel número de acciones que manejaba la corporación raptada por Carlos Salazar, autodenominado a base de dolo y mentiras “presidente” y cerrando las puertas a la incorporación de nuevos socios que queríamos darle vida nuevamente a la ya fantasmal esencia social y pública de Everton.

Fin de la historia y de la reseña, pero siempre es bueno refrescar la memoria. Hoy; Jesús Martínez, dueño del conglomerado de equipos manejados por Pachuca; anuncia que es dueño del 100% de nuestro club y que se cierra el proceso de adquisición que comenzaba el año 2016, en el mismo período que nuestro “Redentor Bloise” era nombrado como “Presidente Honorario” del club de sus amores.

Respecto a la transacción en sí; lamentablemente se consumó en el hermetismo, ingenuidad y tolerancia de todos los actores que pretendimos ser parte de Everton y que de alguna manera le entregamos más que pasión y fanatismo por la camiseta. El mejor postor se hizo de la propiedad que nació, creció y murió desde el momento en que nosotros mismos como hinchas no fuimos responsables como socios del Club Social y Deportivo Everton y regalamos nuestra confianza a una administración corporativa fundada sólo en la ganancia personal sobre la social. Pachuca sólo pagó el precio impuesto por “Toñito” y se hizo de la totalidad de lo que algún día fue nuestro. Ese precio en todo caso; trae el compromiso que ellos mismos adquirieron al momento de su embarco a Viña del Mar, que en un lapso de 10 años seríamos la cantera de la selección chilena y que en un mediano plazo estaríamos volviendo a ser “El cuarto grande del fútbol Nacional”. Han tenido aciertos deportivos y administrativos bajo su mandato, pero la sensación general que existe en el ambiente “Azul y Amarillo” es de alejamiento con la hinchada y que somos el laboratorio de prueba de los “Tuzoz”. Reitero que ellos sólos se comprometieron con la afición Evertoniana y hasta el momento; tienen un club ordenado. Pero aún falta mucho para alcanzar y concretar las promesas. Es ahí donde debemos estar atentos para por lo menos alzar la voz desde fuera, porque dentro de Everton SADP; estamos desterrados.

Pero; ¿De quién es la culpa realmente? ¿Qué es lo que realmente cuestionamos? ¿Tenemos posibilidad de recuperar la esencia social y deportiva del club que fundó David Foxley un 24 de junio de 1909?

Objetivamente nosotros fuimos los principales culpables, porque cuando tuvimos que asumir la responsabilidad de dirigir una corporación que se transformó en el cofre del tesoro para muchos presidentes, directivos y funcionarios; fuimos impávidos y aceptamos los términos que impuso Antonio Bloise. Además, fuimos nosotros mismos que creímos en su palabra y dimos libertad de acción a su plan de “Levantar a Everton” y así concretar la debilitación de la moribunda corporación que podría haber hecho algo más que alegar abandono y desamparo. Cuando tuvimos la oportunidad de alzar la voz, no nos organizamos contra la venta ni tampoco exigimos la apertura de la corporación. Todo estaba perfectamente maquinado frente a nuestras caras y somos cómplices de este proceso que termina con la propiedad del 100% de Everton de un grupo inversor extranjero.

Antonio Bloise traicionó a la gente de Everton y de Viña del Mar y compró junto a su cofradía lo que hoy es propiedad de extranjeros. Manejó los hilos siempre y puso a su gente de confianza para proteger sus intereses, los mismos que hoy termina de ceder y olvidarse de aquella promesa de apertura al mercado bursátil hecha por el 2007. Si Bloise te hubiera ofrecido el club al precio que lo vendió, ¿se lo hubieras comprado? Muchos creo que hasta le vendemos el alma al diablo por ser dueños y manejadores de nuestra institución, pero el tema ya estaba estudiado y sólo esperó el momento justo y preciso para lanzar el anzuelo y pescara al comprador. Comprador que indicado o no, lo ve de la misma forma que Antonio; con fines económicos pero que en el discurso tiene también un fin social. Eso ya es harina de otro costal por el momento.

Me gustaría saber que piensan todos aquellos que iban de la mano a comer a sus parrilladas, que les pagaba los viajes incluyendo “Goodison Park”, que les repartía las entradas gratis en cierto local de Calle San Antonio o que siguen viviendo de la microempresa de venta de indumentaria. Los que nos critican por no hablar del tema cuando a ellos les parece adecuado y a los que nos tildan de “amarillos” Sí; los mismos que insinúan que Grupo Pachuca nos aporta monetariamente. Los invito a que vengan a revisar nuestras cuentas y vean lo encalillados que estamos por sólo acompañar a la camiseta mas linda del mundo. Esto que hoy pasó se lo criticamos desde el día uno, desde el comienzo del traspaso al Grupo Pachuca.

Puede escuchar el siguiente podcast del año 2016:

O puede leer la siguiente nota:

O puede ver uno de nuestros tantos videos:
Hace un mes atrás, se organizó el 5to ENCOFUT acá en Santiago donde nuestro amigo y muy conocido hincha Evertoniano; el coleccionista numero uno de Everton, hablamos de Don Miguel Arellano; participó de un conversatorio que justamente analizaba el desplazamiento por parte de las “sociedades anónimas” hacia la gente y la comunidad. Miguel, quien es un miembro activo de la ADAE, expuso con una claridad que ni siquiera los hinchas de los clubes “Grandes” podrían darle a este serio tema y expuso la negativa que siempre instaló la ya inexistente corporación a sumar nuevos socios. De acá quiero agarrar la idea principal y buscar la posibilidad de subirnos al último vagón del tren.

Quizás el camino más difícil es comenzar un litigio civil contra los vicios de la corporación y la venta de su paquete accionario al Grupo Pachuca, o al menos es una opción. En reiteradas opiniones escritas y publicadas a través de esta tribuna, hemos también dado nuestro parecer al tema de fondo, de que la participación de la gente dentro de Everton sea a través de la Corporación, porque lamentablemente y aunque hagamos una gran recolección de fondos, no tenemos como pagar el precio que pueda poner Pachuca por recuperar el club. Everton, con la cesión de la administración a la sociedad anónima se transformó, queramos o no; en un bien transable en el mercado que está disponible al precio que ponga su dueño. Mismo precio que pusieron los directivos de la última administración que cedió a Bloise el comienzo del fin de un Everton que ya no pertenece a Viña del Mar. 

Gracias Antonio Bloise… Te aprovechaste de la confianza de la gente y nosotros no tuvimos la capacidad de reacción.


La batalla más difícil comienza hoy.

Negocios son negocios dicen por ahí, pero Everton era según tus palabras una pasión. Y la pasión como tal no puede ser valuable.