lunes, 21 de mayo de 2018

VUELTAS EN EL SUBTERRÁNEO

“En un increíble partido que dominaba con claridad; Everton no sólo pierde frente a Antofagasta, además queda colista absoluto del campeonato a una fecha de terminar la primera ronda y la gente ya perdió la paciencia con algunos jugadores y cuerpo técnico. Un desastre”.

Cinco partidos que Antofagasta no derrotaba de local a Everton; hasta ayer sólo quedará ese registro porque en el estadio Calvo y Bascuñán de la segunda región, los dirigidos de Pablo Sánchez no supieron abrochar un favorable cero a dos y terminaron abatidos con una remontada increíble comandada por el “llanero” Eduard Bello del CDA, ayudado como siempre por el buen samaritano Eduardo Lobos. Tres a dos; nueva derrota de Everton, la décima del actual campeonato, últimos en la tabla general y con el arco más ultrajado en lo que va de este año con veinticinco goles en contra.

Siempre hay confianza; cuando no la haya, Everton jugaría sólo en sus visitas por todo Chile. No somos una numerosa hinchada, pero el fanatismo y pasión que despierta Everton en nosotros, nos hace dejar de lado todo por estar junto al equipo. Era ayer domingo 20 de mayo que esperábamos ese gesto, esa muestra de que nuestra lealtad y compromiso en la galería iba por fin a ser recompensado en cancha con un Everton que jugó muy bien en los primeros minutos del partido. Rubio pudo abrir el marcador en una inmejorable posición de remate, sólo frente a Hurtado; pero de manera displicente por no decir que le pegó como “Marco Bueno”; falló su remate. Everton no lo pasaba mal en cancha, las marcas estaban bien tomadas en la mitad y Francisco Venegas jugando de volante (de lo que realmente debería haber jugado desde que llegó) le daba buen toque de balón junto a un Kevin Medel que partido a partido ha mostrado una regularidad y un equilibrio, sólo ensombrecido por la expulsión frente a la Universidad de Chile. Atrás no había complicaciones, entre Marcos Velásquez y Cristian Suarez tenían controlado su sector, mientras que Dilan Zúñiga pasaba frecuentemente y en velocidad al ataque.

¿Hace cuanto que no comenzábamos ganando un encuentro? Hay que remontarse a la cuarta fecha cuando se derrotó a San Luis en Sausalito, donde Everton inauguraba el marcador. Diez partidos tuvieron que pasar para que una recuperación de Juan Cuevas en sector defensivo llegara a los pies de Kevin Medel que habilita con un maravilloso pase al vacío a Óscar Salinas que, no exento de complicaciones; define de manera soberbia y desata la locura de los hinchas Evertonianos recostados sobre el sector sur oriente del estadio. Golazo de categoría del “Negro” justo cuando había que dar el golpe. Minuto treinta y dos y Everton ya estaba en ventaja; jugaba bien y quería más goles.

El golazo de Oscar Salinas que ilusionaba a la parcialidad Oro y Cielo.  Everton dominaba el encuentro pero la repetición de los mismos errores de estas catorce fechas se hicieron presentes ayer en el Calvo y Bascuñán


Terminado el primer tiempo, la única novedad en el “Oro y Cielo” fue la molestia de Marco Velásquez quien tuvo que ser reemplazado al entretiempo por Gino Alucema. Pocos partidos había disputado Gino y por fin se le presentaba una nueva oportunidad después de varios meses.

Everton aumentaba la ventaja con un gol de camarín; si, como lo lee. Gran contra de Juanito Cuevas por izquierda centra de manera espléndida al centro del área donde encuentra al Paco Venegas que en doble instancia pone a dormir el balón en las redes sagradas. No se cumplía el primer minuto de la segunda parte y los Ruleteros ya estaban en ventaja, cómoda y merecida por lo visto en cancha. Que sueño más hermoso hasta el momento y la confianza de los que estábamos acompañando en el estadio crecía, pero…

…Vamos a ser críticos acá: Diego Orellana, de regular encuentro hasta el momento; equivoca una vez más la salida por la maldita banda derecha de Everton, no logra despejar de buena forma el balón que a la postre se convierte el descuento de Eduard Bello para el CDA a los diez de la segunda fracción. ¿Por qué críticos? Porque Diego Orellana no es lateral derecho y el cuerpo técnico sigue pidiendo polifuncionalidad a jugadores que dominan una solo puesto. ¿por qué no jugar con Zúñiga por derecha e Ibacache por Izquierda? Lo nebuloso del presente y futuro de Everton hacen que se tomen las peores decisiones, a pesar de que, a los minutos siguientes, Diego tuvo un buen descuelgue por derecha (el lado más débil de Antofagasta) y su centro rasante no pudo ser conectado por Pedro Sánchez. La pelota se paseó por la línea del arco y no quiso bajar su velocidad para ser impactada, solamente por se “La Caprichosa”.

¿ESPN tendrá los “No Top Ten Awards”? Porque nosotros tenemos al nominado indicado. Estamos claros que el futbol es un juego de equipo, pero los rendimientos individuales son y serán una variante positiva o negativa en las curvas de rendimiento. Eduardo Lobos ha pasado a ser “Nuestro Villano NO Favorito” desde hace varios años. En su llegada a Everton bajo la sombra de su compadre Héctor Tapia, fue determinante para sostener un equipo que estaba igual de destruido que este año. Te lo agradecemos Eduardo, pero ya los constantes errores bajo los tres tubos han sido un martirio para cada uno de los hinchas Evertonianos. Ayer no fue la excepción.

Una vez más, y por la banda derecha, viene un centro hacia el segundo palo, Lobos toma rumbo a cortar el centro, pero de manera incomprensible cae al piso, quedando de inmediato a mitad de camino, hay un primer remate sin potencia que contiene con el pie, pero el rebote le queda a Felipe Flores. Si señores; a “FF17”, a “Philips Flowers”, al clon de Cristiano Ronaldo, a los veintisiete del segundo tiempo pone el empate para el local. ¿Merecido? No; el hecho que Antofagasta haya adelantado las líneas y se haya ido al ataque, no opacaba hasta el momento el triunfo parcial de Everton. La complicidad de Lobos en el empate es evidente e insostenible por esta temporada. Hay que sumar que Vitamina no le acertó a los cambios en el segundo tiempo y generó la confusión que terminó por sentenciar la derrota una vez más con un centro por el sector derecho de la zaga Evertoniana. Un cabezazo ajustado de Valenzuela se fue a las redes después de una débil defensa de Alucema y una floja estirada de Lobos.

Más allá del resultado, la fiel hinchada siempre estará junto a Everton.
Jugadores y dirigentes; tienen que mirar a la gente, no nos pueden fallar.

Final del partido, y para nosotros; final de la “Era Pablo Sánchez”. Vitamina por fin reconoce que fue mala la conformación del plantel. ¿Mala? Pésima conformación del equipo y bajísimos rendimientos individuales de los que ya estaban.

Últimos, la peor defensa, pero la gente sigue acompañando. La paciencia ya se terminó y contra Temuco no hay excusa que valga. Sólo sirve ganar, sea quien sea el que esté en la dirección del equipo.

Está listo el Chancho Ramos… pero creo que por ahí no es lo que necesitamos.

Seguimos dando vueltas en el subterráneo.




1 comentario:

  1. Que se saca con comentar, si le Dirigencia no a tomado el "toro por las astas", es decir, sacando al Entrenador va a descomprimir el camarín. Espero, que antes Témuco haya nuevo Entrenador.

    ResponderEliminar